Nuestra Historia

G

80 años de experiencia

Tengo el orgullo de pertenecer a la tercera generación de una familia dedicada a la tapicería, restauración y venta de muebles desde hace más de 80 años.

 

Los comienzos estuvieron a cargo de mi abuelo materno, que en 1932 localizó un buen local en el tradicional barrio de Prosperidad, levantando un negocio a base de trabajos de calidad, buen trato con el cliente, un cuidado esmerado en todos los servicios realizados y consiguiendo la confianza de familias enteras que han ido creciendo junto a la nuestra manteniendo la relación profesional – cliente, traspasándolas de padres a hijos.

 

El abuelo siempre decía que “nosotros no solo restauramos muebles o hacemos rejilla, sino dotamos de personalidad a cada objeto, tratándolo como un paciente para curarlo, dotándolo de alma para que transmita energía, belleza y elegancia”.

 

Con la incorporación de mi madre, se consiguió ser un referente en Madrid dentro de nuestro sector, haciendo felices a muchos clientes con sus adquisiciones y restauraciones.

Vestimos muchos hogares durante décadas, desde los estores del cuarto de los chavales, pasando por el tresillo tapizado del salón, hasta el mobiliario de jardín.

 

Sillones, butacas, sofás, cortinas, baúles, no son solo objetos, son una pizca de pasión por nuestro oficio en la vida de nuestros clientes.

 

Más adelante con el paso de los años y mi aportación abrimos otro punto de venta en el Madrileño barrio de Salamanca, continuando con nuestra labor de cuidar y respetar unos oficios artesanos, manteniendo la autenticidad y orígenes de todos nuestros servicios.

 

La última creación es nuestra página Web y redes sociales uniendo las nuevas tecnologías y todas sus ventajas a los oficios artesanos de toda la vida.

 

Intentando llegar a la mayor cantidad de hogares, con la mejor comodidad posible, acercándoles la tienda a casa para hacerles la vida más fácil con todos nuestros servicios a domicilio.

 

Con www.elartesaodemadrid.com seguimos teniendo toda la esencia y autenticidad de mi madre y abuelo pero adaptado a los nuevos tiempos y formas de hacer comercio.

 

Lo mejor de antes y ahora al servicio e nuestros clientes.

 

 

Gregorio Matías.